Frozen es una lindísima opción para una fiesta temática infantil. La historia de Disney sobre las hermanas Elsa y Anna y su amigo Olaf es adorable para niñas pequeñas, hasta los 15 años inclusive.

Lo principal es la elección de los colores. ¡Definirlos es un disparador genial de ideas! En Frozen, los reyes son el blanco de la nieve helada y el azul en todos sus tonos. Desde los pálidos del vestido de la Reina de Hielo Elsa a los oscuros del vestuario de Anna, sin olvidar el plateado y algún toque rosa. Si sumamos a Olaf, no puede faltar el naranja de su nariz de zanahoria.

Invitaciones

Con cartulina color blanca, corta invitaciones de 6 cm de alto x 10 cm de largo. El truco está en doblar la cartulina al medio, luego una vez más y allí ya tienes 4 partes iguales sobre las que puedes trabajar estas medidas con regla larga y lápiz negro. Corta a lo largo y a lo ancho, ahorrando tiempo. Luego puedes dibujar a Olaf que es el personaje más fácil y escribir los datos de la fiesta en marcadores azules, celestes, negros y naranjas. No olvides poner al frente De: (nombre cumpleañera), Para: (nombre invitado) y "Te invito a mi Fiesta Frozen". Atrás, los detalles como día, lugar, desde qué hora hasta qué hora y terminar con un amigable ¡Te espero!

Decoración del lugar

Para la decoración de esta fiesta temática Frozen, una buena idea es hacer un cartel con el número de los años de la cumpleañera en grande. Necesitarás:

  • 1 cartulina celeste
  • 1 cartulina blanca
  • 1 lámina de goma eva celeste ó azul con brillantina
  • tijeras ó cutter
  • cola blanca para pegar

Corta la cartulina blanca sacando 10 cm de cada borde y pegala sobre la celeste para que quede un cartel blanco con marco celeste y de paso la base tenga más fuerza para soportar luego la goma eva. Presenta el cartel de forma vertical.

Dibuja el número bien grande en la goma eva puesta en forma vertical (cuidando que sea menor que la parte blanca del cartel, quedando un marco). Recórtalo con cuidado. Atención a las proporciones si cumple 10, 11 o 12 años y necesitas dos números.  Pinta la parte trasera del número con cola, cuidando que los bordes estén cubiertos pero sin pasarse.  Pega el número de goma eva bien centrado en la parte blanca del cartel. ¡Listo! El cartel ya puede colgarse con cinta de papel de pintor en cualquier pared o vidrio.

Para esta fiesta temática, otra idea consiste en llenar el lugar de copos de nieve. Puedes hacerlo en madera finita. Necesitas:

  • palitos de madera para manualidades (vienen en paquetitos)
  • cola blanca
  • papel de diario (periódico) para apoyar
  • cualquier pintura blanca

Busca una foto en internet de algún copo que te guste y coloca palitos sobre el diario y encolalos hasta conseguir la forma deseada. Hay que dejar que sequen bien. De un día para otro como mínimo, así no se desarman al pintarlos. Cuando estén bien firmes y rígidos, ya se les puede dar una mano de pintura y para un brillo extra puedes ponerle brillantina por encima mientras la pintura esté aún húmeda. Otra opción es esperar que sequen bien y darles unos toques con esmalte de uñas celeste ó transparente con brillitos. Arma guirnaldas con hilo plateado.

Puedes hacer los copos de nieve con los niños. Es divertido y así se involucran más en el festejo de su cumple.

¡Reutiliza! Con el sobrante de la goma eva del cartel con el número, puedes recortar figuras 'frozen' para luego pegar en la mesa. Usa  moldecitos de repostería para galletas que tengas o te presten: coronitas, estrellas, lunas, copos de nieve, moños, etc. También puedes copiando alguna figura. Para pegarlos a la mesa arma unas tiritas tipo cinta bifaz haciendo un 'rulito' con cinta de papel de pintor y pegalos por debajo para que no se vea la cinta.

A la hora de los globos, trata que sean grupitos todos blancos, otros todos celestes, otro todos azules. Si puede haber alguno metalizado o brillante ¡mucho mejor! A los blancos puedes dibujarles a Olaf en Negro y sus colores, con marcadores indelebles.

Lo ideal es tratar que platos, vasos y servilletas sigan los colores temáticos.

Tus adornos navideños (o prestados) pueden ser geniales para una fiesta Frozen (bolas, cintas, guirnaldas, todo blanco, azul o celeste brillante. Incluso las lucecitas del árbol (deben ser blancas, no de colores), darán un toque súper. ¡Atención a los cables! Deja todo seguro y prolijo; lejos del paso de los niños, ayudandote con cinta de papel de pintor.

Centros de Mesa

La frescura es la clave en la decoración Frozen. Por eso lo más atinado sería buscar flores frescas blancas o hacerlas con bollitos de papel creppe celestes y plateados que compras en la librería puestos en un par de recipientes. Si tienes de plástico transparente, puedes poner una base de sal gruesa imitando nieve y arriba los bollitos en blanco, celeste, azul.

Actividades

La música de Frozen es increíble y se consigue muy fácilmente. Si no las tienes ya, puedes bajarla de internet. "Let it Go" no puede faltar y nunca falla. Puedes aprovecharla para hacer un karaoke, un juego de la silla o un concurso de canto.

Juego del paquete: con un regalo simple de Frozen o que tenga que ver con la temática (coronitas, cintas, bufanda, etc). Lo envuelves en papel de revista ó diario, muchas veces, hasta lograr un paquete mediano y que el juego dure un rato. Una canción con ritmo de Frozen y los niños se van pasando el paquete. Cuando paras la melodía, quien tiene el paquete desenvuelve un papel y así sigue el juego hasta que uno se queda con el regalito.

Menú temático

Los merenguitos blancos son geniales para una mesa Frozen. También los palitos alargados tipo pretzel pueden parecer los alargados brazos de Olaf.

Las zanahorias tipo nariz de Olaf, quedan muy divertidas. Pelalas, hiervelas hasta que queden firmes pero bastante más blandas que si estuvieran crudas (por seguridad al comerlas los niños).

Cortalas en palitos alargados que puedan agarrarse con la mano como snack. Ponlas en vasos transparentes de plástico como si fueran lápices de colores.

Los marshmallows son muy ricos. Eligelos blancos. Las palomitas de maíz, también son ideales. ¡Blancas, deliciosas y fáciles de hacer!

Si quieres agregar más color a la mesa, puedes poner pequeños moldecitos transparentes o plateados con gelatina de ciruela y su correspondiente cucharita de plástico blanca. ¡Quedarán super alegres y ricas!

Para la torta de cumpleaños puedes elegir el azúcar impalpable para hacer una gran cobertura blanca. Si puedes poner las figuras de la Elsa o Anna, genial. Sino, puedes armar un Olaf con pelotitas de telgopor de distintos tamaños. Brazos de pretzels alargados, nariz de pequeña punta de zanahoria y la cara, pelos y botones dibujados con marcador negro indeleble. Trata que el resto de la decoración de la torta respete los colores temáticos usando grana y velas plateadas, celestes ó azules.

Para completar el menú puedes ofrecer palitos de queso caseros o comprados, pizzetas, papas fritas, galletas, agua saborizada etc.