Un día de aventura con estilo oriental

Seguramente disfrutaste un montón  ̵ junto a tu peque ̵  la divertidísima película animada, Kung Fu Panda 3. Tanto, que ahora su cumpleaños quiere celebrarlo con la temática del filme. Tú, no sabes por dónde empezar; mantén la calma y lee hasta el final.

Riega la voz

No te preocupes hay varias opciones en la web de invitaciones para descargar y rellenar con los datos del lugar donde realizarás la fiesta, la fecha, un teléfono de contacto, el nombre del invitado, entre otros. Y  si las quieres aún más DIY; también puedes hacerlas. Para ello necesitarás:

  • Dos cartulinas tamaño A4 de color amarillo y otro par verde manzana
  • Cuatro folios blancos tamaño A4
  • Stickers inspirados en el film
  • Tijeras rectas y de formas (opcional), pega, lapiceros (negro preferiblemente).
  • Para doce invitaciones

Traza una línea a la mitad del folio amarillo. Y luego, nuevamente a la mitad, de modo que te queden cuatro rectángulos totales. Repite el procedimiento con las cartulinas de colores restantes.

Recorta por la línea delimitada con una tijera.

Repite el procedimiento de trazado, esta vez, en los folios color blanco, realiza una línea de un centímetro hacia el interior, a cada lado; de modo que quede de un tamaño menor a los rectángulos de colores.

Luego, recortarlos con una tijera convencional. Copia la información; puedes ayudarte con un cuaderno u hoja de examen colocándola debajo del folio para que los datos queden lo más recto posible. Sólo resta colocar un poco de pegamento en cada esquina del lado contrario del folio que rellenaste y pegar sobre la cartulina en tono amarillo o verde; así hasta formar las doce invitaciones. Adorna con los stickers.

Hazlo acogedor

No te abrumes, la clave es armonizar con los elementos que elijas para decorar. Y por cierto,  nada a lo que unos buenos globos no puedan aportar vida y color. Para ello; compra empaques en color: amarillo, verde y blanco; uno en cada tono. Y agrúpalos en conjuntos de tres.

Aprovecha las esferas de color blanco y representa la cabeza de Po, el panda protagonista del film. Recorta dos siluetas en forma ovalada, que simulen las manchas negras en su rostro y una pieza más para la nariz. Ahora dibuja un par de ojos en una hoja blanca, hazlos acorde al tamaño del globo. Recórtalos y pégalos sobre dos de los óvalos que cortaste previamente. Completa los detalles con un marcador permanente. Puedes usar también serpentina para un toque divertido; anúdala en la parte inferior de la bomba.

Un dulce recuerdo

Sin duda, es un complemento importante. No por ello tiene que ser difícil. La clave está en hacerlo simple pero bonito. Toma un vaso de color amarillo, coloca dentro dulces con: caramelos, gomitas, etc. No tienes que rellenarlo totalmente.  Luego toma un papel crepe; dóblalo a la mitad, hazlo una y otra vez hasta que formes franjas de cuatro centímetro de ancho, aproximadamente.

Ahora, recorta finas líneas de 2 milímetros de grosor desde el extremo. Corta las necesarias, ello va a depender del número de centros de mesas que se realicen. Coloca montoncitos sobre los caramelos para formar “grama”.

Toma un palo de altura y pega en el extremo no puntiagudo un banderín con una imagen alusiva a la temática de la celebración. Insértalo en el vaso. ¡Listo!

¡Que comience la aventura!

Las mejores fiestas, siempre serán las más entretenidas, por lo que debes pensar como amenizar la reunión. Dale un giro a lo antiguo. Recuerdas el juego “Ponle la cola al burro”, qué te parece si lo versionas, esta vez, con algunos de los personajes de la película. Puede ser Po, incluso podrían servirte alguno de los compañeros que lo acompañan en la cinta animada.

Cambia la zona que “construirán” los peques, como por ejemplo: el rostro o cualquier otra zona del cuerpo del personaje que elijas.

Un cumpleaños deliciosamente divertido

No pierdas de vista ni un sólo detalle de la fiesta. El catering también forma parte de la decoración. Una opción muy establecida y sencilla son los cupcakes. Puedes comprarlos en el supermercado o hacerlos en casa. Luego, con masa de fondant, color blanco. Aplana y realiza cortes circulares proporcionales a la superficie de la magdalena y adhiérelos usando  una fina capa de dulce de leche o crema de mantequilla, que no es más que la  mezcla de mantequilla y azúcar glass. También necesitarás chispas de chocolate para dibujar los ojos, la nariz y las orejas de Po.

Estas son sólo opciones, si bien creativas y fáciles, aún existen muchas  más ideas por realizar con un poco de tiempo e ingenio. ¡Ahora sólo queda alistar al guerrero para su festejo y tú, disfrutar ya eres todo un Sensei de las fiestas.