Hoy dedicaremos este espacio a quienes llenan de alegría los hogares con sus ocurrencias y sonrisas; nos referimos a los más pequeños de la casa; así que hecha a volar tu imaginación, tal como lo hace Stanley, protagonista de la serie animada que lleva el mismo nombre y que es transmitida por de Disney Junior. ¡Comencemos!

Invitaciones

Para empezar; en cuanto a las invitaciones, existe una gran variedad de modelos, unos más creativos que otros; sin embargo, la mayoría ofrece un resultado muy bonito. En esta ocasión realizaremos tarjetas sencillas: en forma de pecera. Para lo que ocuparás: cartulina (tono blanco), gominolas o caramelos con forma de peces, láminas de acetato color azul, pegamento, una tijera y un lápiz.

Coloca en un buscador (Internet): dibujo de pecera vacía. Descarga la imagen de tu preferencia e imprime directamente a la cartulina. Necesitarás dos figuras para formar una invitación. Luego de impresas las imágenes, toma una y realiza un corte circular en el centro que luego deberás tapar fijando con silicón en el interior de la figura, una circunferencia (realizada con el acetato) de un tamaño mayor a la extraída de la figura.

Lo siguiente será delinear  con cola blanca los bordes, dejando solo un lateral sin sellar. Introduce por la abertura gominolas o caramelos, el número dependerá del tamaño de tu “pecera”. Puedes agregar también confeti y luego sellar. Abre un hueco en la parte superior de la pecera y ata, con una delgada cinta de raso (color naranja), una etiqueta con toda la información de la fiesta.

Armonización del ambiente

El segundo punto a tratar es la decoración de la fiesta temática, para lo cual utilizaremos los colores azul, amarillo y rojo; como base para elegir los implementos que ambientarán  el lugar.

Los banderines son fundamentales puesto que, aportan un aire fiestero a la reunión; fíjalos del techo y deja que cuelguen por todo el lugar; también puedes guindar pompones sobre la mesa del catering alternándolos, uno abajo y otro más arriba. Como un plus: Agrega detalles en color naranja que hagan recordar a la mascota de Stanley; Dennis, el pez dorado.

Añade valor a la temática de la fiesta colocando como centro de mesa un globo aerostático. Para elaborarlos; toma una caja pequeña de madera y fija con pegamento fuerte a cada esquina un palo de brocheta (previamente pintado de blanco con pintura al frio); debe quedar de forma un poco inclinada, apuntando hacia afuera; estos servirán de soporte al globo.

Ahora, coloca la bomba entre los palos de altura y fija atando una cinta a lo ancho de toda la circunferencia. Finaliza rellenando la base de madera con dulces, caramelos y  papel de seda cortado en tiras.

Alimentos

Stanley y los animales. Si has visto o leído sobre la serie animada te darás cuenta que Stanley sentía un gran afecto por los animales; entonces, por qué no darles protagonismo en la fiesta también. Realiza cake pops,  magdalenas, chuches personalizadas con stickers de Stanley y sus mascotas: Dennis, el pez dorado; su gatita, Elsi y Harry, su perro.

Actividades

El baile de los animales es un juego que se basa hacer que los niños bailen simulando los movimientos de animales, y al ritmo de la música que tú colocarás. La dinámica se presenta cuando al cesar sorpresivamente el sonido, los niños deberán quedarse paralizados como una estatua; quien no consiga lograrlo quedará automáticamente descalificado. Así pues, deberás  repetir el proceso hasta que sólo quede un niño, que se titulará ganador del juego.

Para hacer más inclusiva la actividad, puedes permitir que los invitados que son todavía muy pequeños jueguen junto a sus padres. No cabe duda que todos disfrutarán un montón de la celebración y tú estarás feliz porque tu hijo tuvo el mejor cumpleaños que haya existido.