Imaginar tu casa como una sucursal de la selva amazónica puede que no sea la imagen más agradable que haya pasado por tu cabeza, aún más si no eres muy fan de los animales pero, aunque sea así, todavía puedes celebrar el cumple de tu peque bajo la temática de Tarzán, como tanto lo desea.

Credencial para la diversión

Lo primero en enfocarse debe ser la invitación. Y una opción creativa sería hacerlas con la apariencia de un ticket de avión. Para realizarlas necesitarás cartulina tamaño carta, regla y tijera.

En un documento de Word, tamaño A4; Realiza un cuadro rectangular de 18 x 9 centímetros y coloca dentro, guiándote de una imagen de ticket de avión, los datos de la fiesta y el nombre del invitado; y como lugar de destino, la dirección donde se realizará la celebración. También puedes colocar un mensaje en la parte baja de la invitación que lo motive a asistir a la fiesta como por ejemplo: ¡Acompáñame en esta salvaje aventura!

Decoración amazónica

Simios, elefantes, leopardos son algunos de los personajes que acompañan a Tarzán y a Jane en la película, por lo que puedes ayudarte de ellos para ambientar el lugar. Así como también la abundante vegetación y lianas que penden por todo el lugar.

Lograr que tu casa parezca una selva, no requiere de arduas tareas; para ello: realiza con papel crepé guirnaldas enroscadas de flecos en distintos tonos de verde para que simulen las lianas que aparecen en la película Tarzán. Y colócalas en combinación de modo que atraviesen todo el salón, fijándolas del techo con cinta adhesiva.

También, adhiere al techo globos medianos de color marrón en grupos de tres y coloca de modo que cuelguen hasta el suelo tiras de papel crepé de unos cinco centímetros de ancho. Adicional realiza hojas en papel de seda y pega a los globos para dar un efecto más realista.

Ahora bien, los topiarios como centro de mesas son una bonita opción para complementar la temática de la fiesta; para realizarlos necesitarás: papel de seda (en distintos tonos de verde), macetas pequeñas de plástico, palo de madera para topiarios (lo consigues en tiendas especializadas en manualidades), imágenes de animales y cintas con estampado de animal print.

Para la realización:

  • Paso uno. Coloca 8 hojas de papel de seda una encima de otra y dóblalas (juntas) hasta formar una especie de acordeón; cada doblez debe medir unos dos o tres centímetros de ancho.
  • Paso dos: Al terminar las dobleces, fija los papeles con una grapa en el centro y da forma redondeada a los extremos con ayuda de una tijera. Lo siguiente será, extender lateralmente el acordeón e ir separando hoja por hoja teniendo cuidado de romperlas. El pompón debe quedar de aspecto redondo y un poco tupido.
  • Paso tres: Vierte dentro de la maceta las piedras y luego introduce el palo de madera. Luego, pega el pompón en el otro extremo; y para decorar, unos centímetros debajo del pompón, ata una cinta al palo creando un lazo sencillo en lo que será el frente del centro de mesa. Añade dos pequeñas imágenes; una de Tarzán o Jane y otra de animales (leopardos, jirafas, simios, elefantes) en la parte superior del pompón para sumar a la temática. Repite el proceso las veces necesarias.

Bocaditos

En lo que respecta al catering, una alternativa es realizar brochetas de frutas cortadas en rodajas (uvas, fresas, cambur y piña), y bañarlas en chocolate. Igualmente existe la posibilidad de colocar en un bol galletas o gomitas azucaradas con la forma de animales. Así como también, para darle un aspecto más selvático colocar racimos de cambur en la mesa.

¡A bailar todos!

Por último, y para que tus invitados no se cansen de solo comer, realiza un juego que los haga levantar de sus asientos, para ello necesitarás de un equipo de sonido, música movida para niños  y muchas ganas de bailar.

Primero. Toma las riendas y sé la animadora que los guía durante el juego. Lo siguiente será y dar las instrucciones de la actividad para que tengan todos las mismas posibilidades. Igualmente, puedes hacer excepción con los niños más pequeños, permitiendo que jueguen con uno de sus padres para también concursen por el premio

El juego consiste en colocar música para que los niños bailen y luego dejar de sonar la música sorpresivamente; la dinámica está en que los niños deben estar muy alertas, pues si al quitar la melodía alguno continúa bailando será descalificado. Así, hasta que solo quede un participante, el ganador.

¡Alístense y que comience la diversión!