Si el pastel y la gelatina están relacionados con el tema de la fiesta es mejor.

Pueden ser caseros o de pastelería. Todo depende de tu presupuesto y tiempo disponible.

Procura que el pastel tenga buen sabor, los adultos son los que se fijan en eso. El exceso de merenge o betún no es bueno. Y siempre tiene que haber alguien que lo sepa repartir para que rinda.

Siempre hay que dar gelatina junto con el pastel. Hay gente especializada en esto y pueden hacer unas gelatinas muy artísticas.[div right]Image[div end]

Otra opción muy práctica para el pastel conciste en comprar porciones individuales que al estar juntos en apariencia son un solo pastel; esto es porque el betún y la decoración están juntos como si fueran un pastel, pero al momento de servir son como varios pastelitos y así sirves porciones iguales y novedosas. Esto también funciona para la gelatina.