Las Posadas se celebran desde hace más de 400 años en las noches del 16 al 24 de Diciembre, y en ellas se conmemora el difícil viaje de José y María de Nazareth a Belem mientras buscaban un lugar donde dormir. El origen es religioso y fueron creadas en México por los evangelizadores para explicar más acerca de el nacimiento de Jesús a los nativos mexicanos.

En las posadas unos niños van cargando la imagen de los peregrinos y desde fuera de la casa piden posada a los que están adentro de la casa. Los cantos para pedir posada terminan cuando los de adentro de la casa dejan entrar a los peregrinos y la fiesta comienza.

Generalmente en las Posadas se sirven tamales, buñuelos y ponche , aunque puede ser cualquier platillo que sea práctico de comer y servir. El bolo para los niños es indispensable.

La mejor parte de esta fiesta para los niños es cuando se rompen las piñatas. La piñata tradicional es de siete picos, los cuales representan los siete pecados capitales, pero ahora las piñatas son de cualquier forma y color; por lo general tienen la forma de los personajes de moda para los niños.

Hay diferentes tipos de piñatas, las hay hechas de barro que se rompen muy bien pero hay que tener cuidado con los pedazos de barro que caen. También las hay de puro cartón con las que los niños no corren peligro pero tardan muchísimo en romperse. Si tienes niños muy chiquitos como de un año, entonces hay una versión moderna de la piñata que tiene muchos hilos colgando, cada niño tira de un hilo hasta que la piñata se abre por si sola cuando jalan el hilo correcto.

Las piñatas se rellenan de dulces, cacahuates y fruta. Aunque ya venden unas bolsas de tamaño piñata con surtido de juguetes y dulces, una bolsa se ajusta perfectamente al tamaño de una piñata y a los niños les encanta el contenido de estas.

Si necesitas una receta sobre como hacer un ponche o como hacer una piñata, puedes consultarlo aquí

{kunena_discuss:3}